viernes, 11 de diciembre de 2009

Trabajo vs. Maternidad/Paternidad



Curioso.

Leo una noticia en el diario EL PAIS, que dice que Las españolas albergan el mismo deseo de tener niños que antes, pero lo retrasan mucho - La fecundidad cae a tasas insostenibles por la necesidad de estabilidad en el empleo. Sin embargo, en la misma noticia existe un enlace a una encuesta que realiza el mismo medio, "Si tuvieras que elegir entre tener hijos o tu trabajo, ¿qué elegirías?". En el momento de escribir esta entrada, había 510 respuestas, de las cuales un 60% de los participantes optaba por tener hijos. Parece contradictorio pero en realidad no lo es.

Aunque no sea una estadística rigurosa, esto nos debería hacer pensar en muchas cosas. En mi caso, a mi edad mi madre ya había tenido tres hijos, siendo el mayor de 10 años ya. No es de extrañar que cada cierto tiempo exista alguien de la familia que te hace LA pregunta: “Y vosotros, ¿para cuándo?”. Bueno, de la familia y de los amigos. Aunque he de decir que, por el momento, sigue habiendo más personas cercanas de mi edad (y mayores) SIN hijos que con hijos; y no es por falta de ganas, me consta.

Pero las cosas están como están y aquí en España, a pesar de los esfuerzos de los gobiernos por “convencernos” de que es positivo tener hijos, lo cierto es que las ayudas para que eso sea un hecho son muy, muy escasas. Y no solo estoy hablando de ayudas económicas (que también; y si no, veamos el ejemplo francés), sino de eso que se suele llamar “conciliación de la vida laboral con la familiar”…

Hasta que no cambien muchas mentalidades individuales, empresariales y gubernamentales, me temo que poco podemos hacer por complacer a nuestras familias y amigos (y a nosotros mismos) por la llegada de pequeños seres a este mundo. Hoy en día, lamentablemente, aún se nos obliga a elegir, como reza la encuesta.

Quizá ahora, con esta crisis que nos invita a cambiar estructuras que parecían inamovibles, sea el momento para intentar que esa disyuntiva no sea tal…

1 comentario:

Álvaro dijo...

Tópicos. Nos los encontramos en todas las situciones de la vida, incluyendo el tema que nos ocupa.
No sólo está el "Y vosotros ¿para cuándo?", también está la actitud de la mayor parte de los jóvenes (hasta antes de la crisis al menos)en sus relaciones personales, y quiero decir: todos comienzan siendo novios unos cuantos meses (en muchos casos, no todos, ni siquera llegan a convivir antes del matrimonio), en un momento dado deciden que van a casarse pero antes se ven en la obligación de comprarse un piso para establecerse (hoy por hoy no basta con un alquiler por lo que se ve). Tras tener las llaves del "pisito", se casan, se van de luna de miel y entonces ¡Sí! Se deciden a tener hijos. Entre los problemas generados por la propia convivencia (agravada en los casos en los que no convivieron anteriormente), los niños, las hipotecas y demás asuntos maritales, aún me extraña encontrarme con otro de los tópicos de este asunto y es cuando les preguntas "¿Y cómo se lleva?" y la respuesta es siempre "Los pequeños te hacen olvidarte de todo". Seguramente es cierto, un inexperto como yo no lo ha experimentado, sin embargo es difícil encontrar una pareja que te hable de sus problemas a la hora de mantener a los niños (esto en primera instancia claro, luego se van soltando y se van sincerando).
En muchos casos la vida nos sorprende y nos regala un hijo o a veces se busca, seguro que es una experiencia fantástica, pero no cabe duda que también debe ser dura y con la suficiente importancia como para que merezca la pena meditarlo, al menos, en una ocasión.


ciao!

Noticias de la Ciencia y la Tecnología